Cómo cuidar a pacientes dependientes

Existen protocolos muy definidos en cuanto a cómo cuidar a pacientes dependientes. Se trata de pacientes con movilidad reducida o con afecciones que les impiden hacer una vida normal, una vida en la que, por ejemplo, se aseen por sí mismos.

Lo cierto es que hay varios grados en cuanto a la dependencia de las personas. Desde personas postradas en la cama hasta pacientes con moderada movilidad, muchas de ellas precisan la atención personalizada de especialistas de alta cualificación. El equipo que le proponemos en Valencia integra a grupos de profesionales multidisciplinares, personal capaz de enfrentarse a cualquier situación en el ámbito del cuidado a mayores y personas dependientes.

En cuanto a las personas encamadas o postradas sin ninguna posibilidad de movilidad, hay que tener mucho cuidado en cuanto a la aparición de úlceras por presión o úlceras por decúbito. Es de hecho de los parámetros más relevantes que hay que tener en cuenta en los pacientes de estas características. La falta de movilidad puede resultar muy peligrosa, especialmente si va unida a una presión sobre el área corporal comprometida.

Para cuidar bien a los pacientes con riesgo de UPP, hay que proporcionar movilizaciones periódicas, que se darán cada dos horas aproximadamente. Dichas movilizaciones no deberán deparar incomodidades a los pacientes, así como tampoco deberán sentirse molestos o con dolores cuando se les realice el aseo en la propia cama.

El aseo a encamados es otra de las tareas primordiales para las personas que padecen de una deficiente movilidad. Puede contactar con nuestros especialistas para informarse de todo aquello que desea saber en cuanto cómo cuidar a ancianos. Nuestro equipo de expertos le propondrá soluciones para todos los casos, incluyendo asistencia 24 horas con control de las constantes vitales, control de la medicación y acompañamientos para las personas con movilidad parcial.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE