Cuidado mayores: ventajas de una residencia

Ventajas residencia de ancianos

Cuidar de una persona mayor es una tarea que, aunque gratificante, también supone un duro esfuerzo. Por una parte sabemos que algunas enfermedades de las personas mayores necesitan de profesional sanitario para que la persona esté bien atendida, y que los familiares hacen lo que pueden. Por ejemplo, casos como el alzheimer, la demencia senil o las dificultades de movilidad, pueden requerir de atención especializada. En este sentido puede ser muy útil una residencia de ancianos, ya que así se garantiza que la persona mayor esté correctamente atendida durante todo el día.

Síndrome del cuidador

Además de esto, sabemos que los horarios y las exigencias de la vida diaria no siempre hacen fácil disponer de tiempo suficiente para dedicarlo al cuidado de un anciano. Solemos observar que una familia tiene que cuidar no solo de las personas mayores, sino también de sus propios hijos. Evidentemente esto dificulta que se pueda llegar a todo. Las condiciones laborales no siempre permiten tener tiempo para esta tarea, de forma que a veces solo se puede optar entre dejar el empleo o buscar ayuda externa para que cuide del anciano. Cuando se llega a un punto en que el cuidador se siente saturado, puede sufrir del llamado síndrome del cuidador. Por ese motivo las residencias de ancianos aligeramos el peso de las familias, para que puedan llevar esta responsabilidad sin que su salud se resienta.

Desde nuestra residencia de Valencia nos gusta mantener un contacto cercano y muy humano tanto con nuestros residentes como con sus familiares, a fin de que todos se sientan seguros y apoyados. Además de explicarle los servicios con los que contamos, también podrá conocer a nuestro personal y realizar las preguntas que necesite. Para más detalles le invitamos a que nos pida cita por teléfono o internet y le responderemos encantados.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE