Movilizaciones a dependientes

La movilidad es uno de los factores fundamentales para evitar las tan temidas UPP, úlceras por presión que pueden ser origen de graves problemas para los pacientes. Son un tipo de lesión que se presenta en zonas donde falta irrigación sanguínea, zonas propensas como puede ser la zona sacram glúteos y en general toda zona corporal que quede presionando sobre un cojín, almohada, colchón no apropiado... Las movilizaciones a dependientes son primordiales para evitar las UPP y proporcionar una mejor calidad de vida al anciano o enfermo.

Los especialistas en cuidado de mayores y/o enfermos, realizan todo tipo de acciones para que los movimientos posturales sean efectivos y al mismo tiempo no supongan una incomodidad para los pacientes. En personas con sobrepeso, las movilizaciones pueden ser complicadas, pudiendo causar lesiones en las personas que las facilitan, así como en los pacientes. La profesionalidad debe ser absoluta para enfrentarse a tareas que implican un riesgo de caídas. En pacientes encamados e inmóviles las caídas no suelen producirse, pero sí en pacientes con cierta movilidad, que hacen pie y que en algunos casos pueden perder el equilibrio.

Además de movilizaciones cada 2 o 3 horas, es fundamental que a las personas con propensión a padecer UPP, se las dote de los medios necesarios para evitarlas. Uno de los medios más apropiados son los colchones antiescaras o colchones de presión alterna, que mediante un sistema especial evitan las UPP en los pacientes rígidos y encamados. Los familiares también deben estar informados sobre los estadios en que se manifiestan las UPP y cómo debe actuarse en las movilizaciones, si bien esta es una tarea que habrán de llevar a cabo siempre profesionales. Estos asimismo le informarán sobre otros cuidados específicos que pueden servir para mejorar la calidad de vida de las personas ancianas, dependientes o enfermas.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE