Comedor

Comedor y servicio de nutrición para ancianos

En nuestra residencia de ancianos en Valencia ponemos a disposición de nuestros usuarios un servicio de comedor con cocina propia, donde nuestro personal prepara todos los desayunos, comidas y cenas a la medida de todos los residentes, atendiendo tanto a sus necesidades como a sus gustos.

En nuestra cocina utilizamos alimentos y productos de calidad, preparados por nuestros cocineros que cuentan con una amplia experiencia preparando todo tipo de recetas dirigidas a los pacientes con necesidades especiales. La alimentación de las personas mayores debe ser algo muy a tener en cuenta por todas las residencias y centros asistenciales que traten con personas de la tercera edad o dependientes. Este tipo de público puede poseer patologías que pueden ser influidas de forma positiva o negativa según el tipo de alimentación que reciban. Los pacientes con diabetes, colesterol o hipertensión deberán recibir una dieta adecuada a sus necesidades. Una alimentación equilibrada y saludable será clave para poder regular cualquier alteración en la enfermedad. En general, una dieta baja en sal, grasas o azúcares será igual de saludable tanto para un paciente que padezca estas patologías como para los ancianos que estén sanos, para ayudarles a reforzar su salud, que en edades avanzadas es más común que se vea resentida.

Ante tales casos contamos con un equipo de nutricionistas que realizará menús adaptados para todos nuestros usuarios, atendiendo a diversos criterios clínicos. En aquellas personas que padezcan hipertensión, por ejemplo, se marcará una dieta baja en sal para evitar una subida de tensión repentina. Nuestros cocineros estarán pendientes de todas las indicaciones realizadas por los nutricionistas para elaborar dietas individualizadas y adaptadas a cada caso.

Nuestro personal llevará un control de los menús y se asegurará de que cada persona tome lo que necesita. Las dietas para ancianos y pacientes dependientes suelen ser menús ricos en fibra, vitaminas, antioxidantes, minerales y otros elementos que les ayudarán a mantener su condición física de la mejor forma posible.

En general se intenta que haya proteínas de origen animal y vegetal. Especialmente en los mayores con pérdida de movilidad o pacientes encamados es muy recomendable incrementar el consumo de proteínas en la dieta ya que son elementos esenciales para el desarrollo muscular. También añadiremos hidratos de carbono para aportar energía como verduras, hortalizas o frutas y reducir el exceso de grasas y azúcares. El consumo de pescado es recomendable que sea mayor que el de carnes y hay que tomar huevos, pero no abusar.

La base de una buena dieta pasa por omentar el consumo de verduras y frutas, que contienen nutrientes muy beneficiosos para la salud: antioxidantes, anticancerígenos… completándola con otros elementos como los anteriormente nombrados, que nos ayudarán a diseñar una dieta adaptada al anciano que ayude a mejorar su salud.

Aquellos que tengan problemas para masticar podrán disfrutar de comidas más blandas como purés o caldos, que les ayuden a llevar una buena alimentación sin que tengan problemas para tragar la comida. Los pacientes que tengan una salud más delicada, que estén encamados o incapacitados deberán ser asistidos en todas sus comidas por personal especializado que esté atento y prevenido por si el paciente sufre algún problema con la comida.

Si el residente presenta una pérdida de autonomía, nuestro personal estará pendiente para ayudarle a que coma, pero si el anciano todavía puede valerse por sí mismo, es muy beneficioso para su salud mental reforzar su autonomía y dejarle que se alimente por sí solo. Esto se puede conseguir con la ayuda de menaje especializado, como los cubiertos con agarres especiales o los vasos con boquilla estrecha, que permiten que el anciano pueda autoalimentarse con seguridad y sin derramar comida o líquidos al suelo. En nuestra residencia de ancianos en Valencia disponemos de todo tipo de menaje y vajilla especial para estas personas que, en muchas ocasiones, pueden tener problemas para valerse por sí mismos. De esta forma les ayudamos a que puedan seguir sintiéndose independientes.

Como ya hemos dicho, nuestro personal especializado acompañará a los residentes en nuestro comedor durante los desayunos, comidas, meriendas y cenas para comprobar si comen, si tienen apetito o para detectar algo fuera de lo normal. Se ocuparán de controlar que beban líquidos de forma regular y que hagan 4 ó 5 comidas. Normalmente los ancianos suelen realizar más comidas a lo largo del día, con pequeñas cantidades para sentirse saciados, pero es muy importante por el bien de su salud que no se salten ninguna.

Respecto a las instalaciones de nuestra residencia de ancianos en Valencia, disponemos de una cocina totalmente equipada y que cuenta con todas las medidas de higiene. El comedor es amplio y con mesas y sillas para que los residentes estén cómodos. Tiene fácil acceso, no hay obstáculos y hay espacio suficiente para pasar con sillas de ruedas o andadores.

Si está buscando una residencia para la tercera edad en Valencia, en nuestro centro encontrará un lugar donde sus seres queridos podrán sentirse como en casa; cuidados, queridos y bien atendidos. Velaremos por el cuidado de su salud y nos preocuparemos por su bienestar, atendiendo todas sus consultas y peticiones y ofreciendo a la familia un servicio de comunicación constante para que puedan mantenerse informados en todo momento sobre el estado de su familiar.

Infórmese sin compromiso contactando con nosotros. Nuestra residencia se encuentra en L’Eliana (Valencia), asentada en un lugar muy tranquilo donde nuestros residentes podrán disfrutar de una agradable estancia, alejada del bullicio de la ciudad. Solicite más información sobre nuestras instalaciones o venga a visitarnos para poder conocer más a fondo nuestro centro. Nuestros profesionales le atenderán debidamente para resolver todas sus dudas.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE