Cuidados del Alzheimer

La enfermedad del Alzheimer es una demencia que provoca la muerte de determinadas neuronas de la corteza cerebral de forma gradual y a lo largo del tiempo.

Los pacientes afectados por la enfermedad del Alzheimer van perdiendo progresivamente capacidades así como viendo modificada su conducta o sus habilidades lingüísticas y cognitivas. Por ello, precisan de cuidados y de forma intensiva conforme avanza el deterioro de la enfermedad.

Los familiares de los enfermos de Alzheimer conocen de primera mano como de necesarios son los cuidados y atenciones que requieren. Por ello, es importante conocer a fondo la enfermedad así como ir evaluando y midiendo el avance de la enfermedad junto a un médico y un neurólogo.

Cuidados en el hogar

Cuando vivimos con una persona enferma de Alzheimer, deberemos de darle cuidados especiales para asegurarnos de su buen estado. Además de encargarnos de su higiene, su alimentación y asegurarnos de la toma de la medicación deberemos intentar realizar ejercicios de activación mental y motora.

Tomar ciertas medidas de seguridad en el hogar para evitar caídas o lesiones también es muy importante. Algunas de las medidas a tomar habituales son:

  • Quitar adornos o muebles que puedan ser susceptibles de caerse y hacerle daño.
  • Asegurar que la cama es cómoda y que cuenta con los sistemas de seguridad necesarios para evitar caídas.
  • Habilitar el baño para facilitar el aseo e higiene, por ejemplo, haciéndolo más accesible.
  • Establecer un orden fácil en su armario para que pueda acceder a su ropa o sus objetos con facilidad.

Estas son algunas de las medidas que se pueden tomar en casa para facilitar la vida y hacerle cómodo la realización de sus tareas en el día a día.

Alimentación y toma de medicación

La alimentación es sin duda de gran importancia para todos, pero para personas que sufren demencia o diferentes tipos de trastornos, todavía más.

Planificar las comidas, y regular su dieta junto con la toma de su tratamiento ayudará a que se sienta mejor y que su salud sea más resistente a los diferentes problemas derivados del Alzheimer que puedan surgir.

La alimentación, así como la toma periódica del tratamiento y ayudarles a tener una vida activa, puede interferir positivamente con el desarrollo del Alzheimer. Como hemos comentado anteriormente la enfermedad no puede frenarse pero si mitigarse las consecuencias del deterioro.

Pida ayuda

Otro factor clave en los cuidados de un paciente o familiar con Alzheimer es que deberemos saber cuando pedir ayuda. Contar con un profesional o acudir a un centro especializado, bien sea una residencia de ancianos, un centro de día o un médico, no es un capricho sino una necesidad en muchos casos.

Cuando el deterioro de la enfermedad haya avanzado notablemente, deberemos de pedir ayuda profesional para proporcionar a nuestro familiar los mejores cuidados así como un entorno seguro para si mismo.

Si tiene cualquier duda o necesita que le ayudemos con los cuidados de un familiar o ser querido que sufre de demencia o de Alzheimer, no dude en contactar con nosotros. Como profesionales sanitarios que trabajan en una residencia en el día a día, hemos tratado todo tipo de casos y personas.

Podemos facilitarle todo tipo de ayuda o cuidados, así como asesorarle y ayudarle a evaluar en que estado de la enfermedad se encuentra su familiar o ser querido. Sabemos que la enfermedad del Alzheimer es dura y que su desarrollo puede alargarse notablemente en el tiempo. No dude en contactarnos .

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE