Cuidado de personas dependientes en Valencia

Cuidado de personas dependientes en ValenciaLas personas dependientes son un segmento de la población que necesita de ayuda para realizar sus tareas cotidianas básicas: asearse, alimentarse o incluso moverse, entre otras. Bien sea por su avanzado estado de edad o por haber sufrido un accidente o patología previa que le haya provocado una pérdida de autonomía, la persona dependiente necesita de otra persona que le ayude y le asista.

En ocasiones, las familias no disponen del tiempo suficiente, y tampoco de los recursos y los conocimientos necesarios, para atender a una persona con necesidades especiales. En centros como Residencia Ancianos Valencia, usted podrá encontrar una atención plena y dedicada a garantizar la salud y el bienestar de su familiar. Nuestras instalaciones están equipadas con todo lo necesario para que el usuario se sienta a gusto y bien atendido.

Las personas dependientes en muchas ocasiones no pueden moverse de la cama o necesitan ayuda para ello. Las grúas son una gran ayuda para movilizar al paciente, y de esta forma, levantarlo o hacer que cambie de postura sin que sufra ningún daño. Al movilizar al paciente dependiente impedimos que se hagan escaras o úlceras de presión en su piel, que surgen cuando un paciente permanece demasiado tiempo tumbado en la misma postura, lo que hace que aparezcan úlceras en su piel que además de dolorosas, pueden infectarse y requerir cuidados posteriores.

El cuidado de personas dependientes también pasa por recibir una alimentación adecuada a cada caso, siguiendo unas pautas que nuestros trabajadores conocen bien. Si el paciente presenta disfagia, es decir, dificultad para tragar la comida, habrá que tener especial cuidado con los alimentos ingeridos para evitar sustos. Para las personas que presenten este problema de deglución será fundamental colocar la barbilla hacia abajo e introducirle el alimento en la boca. Las texturas suaves y cremosas facilitarán su deglución de forma segura, al igual que los alimentos cortados en pequeños trozos. En caso de que la persona dependiente tenga parálisis facial, es importante darle el alimento por la zona del rostro que mantenga sana, para que pueda masticar y tragar.

En general, las personas dependientes necesitan comidas ligeras y suaves, que sean fáciles de morder y deglutir y en pocas cantidades. Estas personas, en la mayoría de ocasiones, tienen problemas para tragar, por lo que hay que prestar especial cuidado y estar con ellos en todo momento. Si permanecen inmóviles en la cama deberán colocarse en un ángulo de 90 grados y en una postura cómoda, para evitar que pueda atragantarse. Establecer unas rutinas de horarios fijas para la comida y en un ambiente tranquilo ayudará al paciente a sentirse mejor. Si puede expresarse correctamente, es importante respetar sus gustos a la hora de comer, y ofrecerle recetas que le gusten. Fomentar su autonomía, en los casos en los que se pueda, también le ayudará a sentirse mejor consigo mismo.

La higiene es otro de los aspectos clave para poder garantizar un adecuado cuidado de las personas dependientes. Asearlos a diario, además, evitará el poder padecer enfermedades y patologías cutáneas. Con la ayuda de grúas y asientos especiales, los espacios del baño y ducha podrán estar equipados con todo lo necesario para poder lavar adecuadamente al paciente, y además, con total garantía de seguridad, algo esencial en este tipo de usuarios. Usar productos hipoalergénicos garantizará que la piel esté cuidada y no sufra rojeces ni alegrías. Una buena hidratación posterior al baño o al aseo ayudará a conservar el buen estado de la epidermis, mejorando el confort de la persona dependiente.

La terapia ocupacional ayudará a fomentar el bienestar mental del paciente. Es un aspecto fundamental en el cuidado de personas dependientes, puesto que así logramos integrarlas en el grupo y que disfruten de un agradable rato de ocio junto al resto de residentes. También la rehabilitación física será fundamental para que las personas dependientes mejoren el estado de sus huesos y articulaciones, favoreciendo el correcto funcionamiento del sistema circulatorio y previniendo enfermedades cardiovasculares.

En Residencia Ancianos Valencia también contamos con un servicio de psicología y trabajo social para ayudar a mejorar la salud mental del paciente, que en ocasiones puede experimentar sentimientos de soledad y depresión. Nuestro equipo médico, de igual forma, se encargará de realizar un adecuado seguimiento de la persona dependiente, valorando su situación física, ajustando la medicación si fuera necesario y prescribiendo las pruebas médicas que fueran necesarias.

Si busca un centro asistencial que se ocupe del cuidado de personas dependientes en Valencia, puede contar con nosotros. En Residencia Ancianos Valencia atendemos a todo tipo de casos para garantizar el bienestar y la seguridad de nuestros usuarios. Nuestras instalaciones están reformadas y equipadas con todo lo necesario para que el paciente disfrute de una agradable estancia, acompañado de otros residentes y de un personal entregado y formado para ofrecerles el mejor servicio asistencial.

¿Desea solicitar más información o visitar nuestras instalaciones? No dude en contactar con nuestra residencia de ancianos en Valencia; estaremos encantados de resolver sus dudas.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE